Qué es un fondo de inversión

Qué es un fondo de inversión

En Fondosindexados.net tratamos de dar información de interés relevante al mundo de la inversión y del ahorro. Todo el contenido aquí expuesto es puramente informativo y en ningún caso es una recomendación.

Somos fieles defensores de los fondos indexados, ya que para nosotros es la mejor inversión a largo plazo. Al fin y al cabo, un fondo índice no dejan de ser unos fondos de inversión que tratan de replicar a un índice determinado. Si no sabes que es un fondo de inversión, a continuación te explicamos que son exactamente y qué tipos de fondos de inversión existen.

Qué es un fondo de inversión

Son un medio de inversión mediante el cual los inversores (que se denominan partícipes) ponen en común su patrimonio para que sea administrado, gestionado e invertido por la gestora del fondo, que no es titular de dicho patrimonio.

Hay que tener en cuenta que no son una sociedad, sino la unión de un patrimonio que no tiene personalidad jurídica propia, de manera que la representación corre por cuenta de la entidad gestora que lo administre. Este es el motivo por el cual los participantes en el fondo no se llaman accionistas sino partícipes.

Intervinientes en un fondo de inversión

Tenemos varios elementos:

  • Partícipes: son los inversores que deciden confiar su capital al fondo de inversión para que éste lo gestione. Sus aportaciones económicas pueden ser periódicas o bien aportación única y se documenta a través de participaciones.
  • Gestora: se encarga de gestionar e invertir el patrimonio de los partícipes y toma todas las decisiones de inversión, de manera que tiene pleno poder decisorio en lo referente a la administración del capital pero no es titular de dicho capital. Por tanto, decide en qué se invierte el dinero, cuándo, cómo y la cantidad. Como contraprestación, la gestora cobra a cada participante una comisión.
  • Depositario: es la entidad que se encarga de la custodia de los activos del fondo.

Ventajas de los fondos de inversión

Se podrían enumerar las siguientes:

  • Acumulación: todas las aportaciones de los partícipes producen el efecto acumulación que permite al fondo de inversión disponer de una importante suma de capital y con ello puede diversificar perfectamente su cartera de inversión.
  • Liquidez: están obligados por ley a tener liquidez cada día.
  • Transparencia: el partícipe sabe en todo momento en qué se está invirtiendo.
  • Fiscalidad: el partícipe puede cambiar de un fondo a otro todas las veces que quiera sin tener que tributar. Únicamente lo hará por las plusvalías cuando venda.. Puedes ver aquí nuestra explicación de la fiscalidad en fondos indexados.
  • Idoneidad: es un producto de inversión apto para cualquier inversor.

Tipos de fondos de inversión

  • Fondos de inversión Garantizados: garantizan el dinero invertido siempre y cuando se mantenga durante un plazo temporal establecido, con lo que en este punto vienen a coincidir con los depósitos bancarios.
  • Fondos de inversión Monetarios: el partícipe no tiene que estar un mínimo de tiempo. Ofrecen una inversión de riesgo bajo y buena parte de la inversión se destina a deuda de corto plazo.
  • Fondos de inversión de Renta fija: presentan más riesgo que los monetarios pero a cambio el potencial de ganancia también es mayor. Destinan la inversión a deuda pública o deuda privada.
  • Fondos de inversión de Renta variable: invierten en acciones. El riesgo es mayor que el de los fondos anteriores, pero el potencial de ganancias también es mayor.
  • Fondos de Retorno absoluto: presentan una amplia libertad a la hora de ser gestionados. Buscan desvincularse totalmente de la dirección de los mercados. Es decir, intentan conseguir rentabilidades positivas, al margen de lo que ocurra en los mercados.
  • Fondos de inversión Mixtos: combinan varias características de los anteriores, por ejemplo, pueden invertir más en renta fija y menos en renta variable, o viceversa.

Fondos de inversión de gestión activa y pasiva

A día de hoy nos encontramos con dos formas de invertir en fondos de inversión:

1. Fondos de gestión activa

El gestor se encarga de analizar y seleccionar los valores y activos que componen en cada momento la cartera, es quién decide qué se compra (cuándo, por qué, a qué precio) y qué se vende.

La única finalidad de decantarse por este método de inversión es tratar de batir al mercado (al índice que se escoja como referencia), ya que en caso contrario no tiene ningún sentido. 

A favor tiene que el gestor dispone de un universo mucho más amplio de acciones para meter en la cartera, de manera que si detecta que hay acciones que pueden comportarse bien, puede comprarlas con independencia de en qué mercado coticen y a qué índice bursátil correspondan.

Pero la realidad es que la gestión activa de carteras tiene pocas probabilidades de mejorar la evolución del índice de referencia, de hecho, desde el punto de vista estadístico, la gran mayoría de fondos no logran batir al mercado, con lo que al final se está pagando comisiones elevadas a un fondo de inversión para que obtenga una rentabilidad menor que el mercado.

Únicamente tiene sentido este tipo de pensión si la profesionalidad, pericia y experiencia del equipo gestor del fondo de inversión es indudable e intachable y tiene un buen historial, pero rentabilidades pasadas no aseguran rentabilidades futuras.

2. Fondos de gestión pasiva

Se trata de la inversión ligada a un índice, un método basado en la premisa de que la tendencia del mercado a largo plazo es alcista. Consiste en comprar y mantener una serie de acciones muy diversificadas que repliquen el comportamiento de un índice bursátil (por ejemplo en S&P500 en USA, el Eurostoxx 50 o el Stoxx 600 en Europa, etc). Y eso se logra a través de fondos de inversión vinculados a un índice bursátil (a estos fondos se les llama fondos indexados).

Hay un estudio de 1977 a 2007 en el que se ve que el porcentaje de fondos de inversión en acciones que fueron capaces de batir al S&P500 fue el 50% en los primeros años, bajando al 25% a medida que pasaban los años y desde finales de 1998 el 90-95% de los fondos gestionados de manera activa han tenido un comportamiento inferior al S&P500 (promediando un 14% menos que el índice), lo que significa que sólo el 10% de los fondos se comportó mejor.

Otra de las ventajas que tienen son los costes o comisiones, mucho más reducidos que en la gestión activa.

Fondos de inversión para invertir en dividendos

Hay quien invierte en fondos con la intención de rentabilizar sus ahorros a base de obtener dividendos de las empresas en las que invierte. Si esta es tu intención, a continuación te muestro algunos de los mejores fondos para invertir en dividendos:

  • S&P500 Quality High Dividend: en sus 26 años de vida su rentabilidad anualizada está en torno al +13,50% algo interesante ya que en ese mismo tiempo la de la Bolsa de Estados Unidos es del +10,5%. Respecto a la rentabilidad del dividendo, durante los últimos 15 años fue del +3%, batiendo al dividendo del S&P500 en general.
  • S&P500 Dividend Aristocrat: en los últimos 10 años su rentabilidad es superior a la del S&P500 y le bate por casi un +4%. Para Europa dispone de:
  • S&P Europe 350 Dividends Aristocrats
  • S&P Euro High Yield Dividend Aristocrats