Qué son los Fondos soberanos

Qué son los fondos soberanos

En Fondosindexados.net tratamos de dar información de interés relevante al mundo de la inversión y del ahorro. Todo el contenido aquí expuesto es puramente informativo y en ningún caso es una recomendación.

En este artículo vamos a ver qué son los fondos soberanos, sus características, cómo funcionan y el caso de gran éxito del fondo soberano de Noruega.

Qué son los fondos soberanos

Los fondos soberanos son un tipo especial o peculiar de fondos de inversión, un medio de inversión que se caracteriza, entre otras cosas, por el hecho de que el dinero lo aporta un Estado, a diferencia de los fondos de inversión tradicionales en los que el dinero lo aporta cada uno de los partícipes que decide invertir en el fondo en cuestión.

Aparte de esta singularidad, la finalidad de un fondo soberano es la misma que la del resto de fondos clásicos, es decir, invertir en los mercados el dinero (que en este caso aporta un Estado) para intentar rentabilizarlo y obtener ganancias económicas.

Así pues, si quisiéramos definir brevemente qué es un fondo soberano diríamos que es un medio de inversión en el que un Estado aporta dinero para invertirlo en los diversos mercados financieros en busca de ganancias. El dinero que aporta el Estado digamos que es un excedente, es decir, dinero que “le sobra” y que se puede permitir aportarlo al fondo en vez de destinarlo a cumplir con sus obligaciones como Estado.

La mayoría de los fondos soberanos corresponden a países que son eminentemente exportadores de petróleo, de manera que una parte de las plusvalías que han obtenido por la venta de su petróleo a otros países lo destinan al fondo soberano para sacarle también una ganancia.

Por tanto, la aparición en escena de los fondos soberanos vino marcada por los países que se enriquecen vendiendo su petróleo a otros países y buscan sacar rédito económico a los ingresos extraordinarios y las reservas de divisas que obtienen por el comercio y la explotación de sus recursos naturales.

De esta manera, esos países crean sus propios fondos soberanos para buscar plusvalías invirtiendo las ganancias provenientes de sus recursos de crudo (en este caso tenemos como ejemplo Oriente Medio, Rusia  y Noruega).

El caso del fondo soberano de Noruega (GPF)

Hay fondos soberanos muy conocidos, tales como los de Singapur, China, Arabia Saudí, Australia o los Emiratos Árabes.

Antes hemos mencionado el fondo de Noruega como un ejemplo de fondo soberano que se nutre de las ganancias obtenidas por el país nórdico con las ventas de su petróleo a otros países.

Se trata de unos de los fondos soberanos más importantes y relevantes, además de influyente del mundo.

El tamaño de este fondo equivale a 1,3 billones de euros. Si dividimos estos casi 1,3 billones de euros por su población de 5,5 millones de habitantes, cada noruego vale unos 230.000 euros.

Las aportaciones de dinero que realiza Noruega provienen de las ganancias petrolíferas del Mar del Norte. Y es que tiene una extracción de 1,7 millones de barriles diarios, siendo  uno de los mayores productores de petróleo del mundo.

Este fondo soberano lo crearon en la recta final de los años 80, aunque la mecha que inició todo fue en 1969 cuando se encontró crudo en el país por primera vez en su historia. El gran acierto del país, fue, en vez de malgastar el dinero en lujos innecesarios, invertirlo de cara a poder incrementar y garantizar el bienestar de sus ciudadanos y de todas sus generaciones futuras. Entre otras cosas, por ejemplo, manteniendo sostenible el sistema de pensiones del país

Es el Banco Central de Noruega quien se encarga de su gestión, aunque es el Ministerio de Finanzas el que ha de aprobar las directrices y las estrategias de inversión del fondo.

De momento no le ha ido mal y acumula un rendimiento anualizado del +5,69% (a fecha de agosto del año pasado). Y eso no es todo, es que si cogemos los últimos 24 ejercicios, únicamente ha tenido pérdidas en 6 ejercicios.

Pero el dato que sin duda llamará la atención y el reconocimiento de la comunidad internacional es que el fondo noruego ha obtenido tres veces más de dinero con sus inversiones que el dinero ganado por Noruega con el tema del petróleo.

El fondo soberano noruego se caracteriza por realizar una correcta diversificación en sus inversiones. Su cartera está invertida en un 70% en casi 10.000 acciones de empresas de más de 70 países del mundo. En España, tiene participaciones en ACS, Acciona, Aena, Amadeus, Atresmedia, Banco Sabadell, BBVA, Cellnex, Ferrovial, Grifols, Iberdrola, Inditex y Mapfre.

Y ahí no acaba la cosa, también tiene renta fija y propiedades inmobiliarias por valor de más de 300.000 millones de euros.

Como se precia de ser un fondo serio, no vale cualquier cosa a la hora de invertir el capital, sino que es necesario e imperativo respetar una serie de reglas rígidas y no negociables como son:

  • El fondo no puede comprar valores emitidos por empresas noruegas, valores denominados en coronas noruegas, bienes inmuebles que se encuentren en Noruega.
  • El tamaño de la posición no puede superar el 10% de las acciones de la compañía.
  • No puede comprar deuda de empresas noruegas, ni deuda emitida en coronas noruegas.
  • No puede tener un «tracking error» superior a +1,25% del benchmark o índice de referencia. Para entendernos, el tracking error refleja la diferencia de rendimiento entre una cartera y su índice de referencia. Por tanto, mide las rentabilidades de una cartera en comparación con el mercado.

Otros fondos soberanos relevantes

A parte del de Noruega, es que el fondo soberano más reconocido, existen estos otros:

  • CDC en Francia (1,3 billones de euros)
  • CIC en China (1 billón de dólares)
  • ADIA en Abu Dhabi (900.000 millones de dólares)
  • GIC en Singapur (700.000 millones de dólares)
  • PIF en Arabia Saudí (650.000 millones de dólares)

CUENTA AL 4% TAE

Trade Republic broker
Promo Trade Republic