Qué son los dividendos que reparte una compañía

Qué son los dividendos

En Fondosindexados.net tratamos de dar información de interés relevante al mundo de la inversión y del ahorro. Todo el contenido aquí expuesto es puramente informativo y en ningún caso es una recomendación.

Los dividendos son una parte o porción de los beneficios y ganancias que ha obtenido una compañía y que decide repartirlos entre sus accionistas como precio o recompensa a su fidelidad, entendida ésta como el mantenimiento de las acciones y no haberlas vendido.

Cuando una compañía obtiene ganancias generalmente decide reinvertir en su proyecto un porcentaje de dichas ganancias y el resto lo entrega a sus accionistas vía dividendos.

Si la compañía obtuvo beneficios, puede proponer el reparto de dividendos y la cuantía del mismo variará en función de la participación que tenga el accionista en la empresa.

Habitualmente el reparto de dividendos viene a ser semestralmente, aparte estaría el dividendo extraordinario en caso de existir.

Por esta razón, a la hora de comprar acciones de una empresa, hay gente que se fija previamente si esa compañía reparte dividendos o no, porque es otra forma de sacarle una rentabilidad. Para muchos inversores, es una de las mejores inversiones a largo plazo, ya que te aseguras recibir dividendos año tras año.

Quiénes reparten dividendos y quiénes no

La regla principal es que para repartir dividendos la compañía ha de tener beneficios.

Las compañías denominadas de  “alto crecimiento’” no suelen repartir dividendos porque deciden reinvertir las ganancias obtenidas para poder continuar creciendo. En este caso, el premio para los accionistas no es dividendo, sino que el precio de las acciones continúe subiendo.

Dependiendo de la situación de la empresa, el tema del dividendo será apto o no:

  • Si la compañía ha obtenido ganancias en el año pero venía de sufrir pérdidas los anteriores ejercicios: en este caso, las ganancias obtenidos tienen que ir destinadas a compensar las pérdidas de los años anteriores y hay que tener en cuenta que si el neto de la compañía es negativo no puede repartir dividendos. 
  • Si la compañía no solo ha obtenido beneficios en el año sino que además en los anteriores no sufrió pérdidas: primero ha de destinar las ganancias a cumplir una serie de cuestiones tales como:
  • Reserva legal: al menos un 10% del beneficio obtenido hay que destinarlo a la reserva legal hasta que se cubra el 20% del capital social.
  • Reserva estatutaria: en el caso de que en los estatutos conste que hay que destinar un porcentaje de los beneficios.
  • Reserva voluntaria: si la Junta General así lo ha acordado.

Una vez se han cubierto estas cuestiones, el dinero sobrante sí se puede repartir como dividendo entre los accionistas.

Qué clases de dividendos existen

El reparto de  dividendos se puede hacer de varias maneras:

1)  Dividendo a cuenta: este dividendo se reparte en efectivo, en dinero

2) Dividendo complementario: se suma al entregado a cuenta, una vez aprobada la cantidad definitiva por la Junta General de Accionistas.

3) Dividendo extraordinario: se reparten cuando hay beneficios extraordinarios.

4) Script dividend o dividendo en acciones: se sustituye parte del pago en efectivo del dividendo por la emisión de nuevas acciones con cargo a reservas. Los accionistas tiene que elegir entre:

  • Recibir nuevas acciones
  • vender los derechos de la ampliación en el mercado durante los días que cotizan.
  • Venderlos a la empresa a un precio acordado de antemano.

5) Dividendo fijo: su cuantía es acordada por la compañía al margen del beneficio logrado.

Qué es mejor, dividendo en dinero o en especie

Una duda habitual es saber si es preferible optar por el dividendo en efecto o bien por el dividendo en acciones (script dividend).

La ventaja del dividendo en efectivo es que el accionista recibe una cantidad económica en ese momento, recibe liquidez y se olvida de todo lo demás.

La ventaja del dividendo script dividend es que recibe acciones de la compañía y si su marcha es favorable, a la larga la ganancia será mayor. También está el tema de la fiscalidad, ya que recibir las nuevas acciones tiene la consideración a efectos fiscales de entrega de acciones liberadas y, por tanto, no constituye renta, aunque como es lógico, si el accionista decide vender los derechos en el mercado, sí tendrá retención fiscal, ya que el importe obtenido en la transmisión tendrá la consideración de ganancia patrimonial. 

Cuál es el proceso del reparto de dividendos

Hay varios pasos a seguir y son los siguientes:

1º La Junta Directiva de la compañía ha de aprobar el reparto de un dividendo, así como su cuantía, fecha y forma.

2º Se anuncia oficialmente

3º Se comunica la fecha ex dividendo, es decir, el último día para que un inversor tenga acciones de la compañía si desea recibir el dividendo. Posteriormente a ese día, el inversor puede, si así lo desea, vender sus acciones y seguirá teniendo el derecho a recibir dividendo. Decir que en cada caso es diferente, en ocasiones la diferencia entre la fecha ex dividendo y la fecha de entrega del dividendo es pequeña (2 ó 3 días) y en otras ocasiones puede ser de semanas.

4º Reparto del dividendo.

Qué es el pay out

Es el porcentaje de los beneficios que una compañía destina  al reparto de dividendos.

a) Un Pay Out alto es una manera de atraer a nuevos inversores para que compren acciones, ya que en principio los dividendos serán más frecuentes. Suele ser habitual verlo en el sector de los bancos y en el eléctrico.

b) Un Pay Out bajo, a diferencia de lo que pudiera pensarse, no es algo negativo, ya que significa que la compañía ha decidido reinvertir las ganancias para capitalizarse más. Suele hacerse en el sector de la construcción.

Ejemplo: una empresa obtiene 200 millones de euros en el año y decide destinar 150 millones a dividendos. Su Pay Out será del 75%.

Qué es el free float

Free float es la cantidad de acciones en circulación de una compañía que se encuentran disponibles para su compra. Dicho de otra manera, es el número total de acciones menos la porción de acciones que están en posesión de grandes accionistas y de inversores estratégicos.

Es una métrica importante porque refleja fielmente el valor real de las acciones que están libres para ser compradas.

Ejemplo: una empresa tienen 150 millones de acciones en circulación y dos grandes accionistas cuyos porcentajes de participación son del 30% y el 40%. Esto significa que el 30% restante está distribuido en pequeños paquetes de acciones en un gran número de inversores y que el 30% es el free float de la compañía, es decir, el máximo porcentaje de acciones que realmente se están negociando en el mercado.

Cuál es la fiscalidad del dividendo

El importe de los dividendos anuales recibidos se sumará a los restantes rendimientos del capital mobiliario y ganancias patrimoniales para calcular la base imponible del ahorro.

El tipo aplicable dependerá del importe del conjunto de las rentas del ahorro, y se establece de la siguiente manera:

  • 19% hasta los 6.000 euros.
  • 21% entre 6.000 y 44.000 euros.
  • 23% a partir de 50.000 euros.
  • 26% a partir de los 200.000 euros.

Los dividendos están sujetos a una retención a cuenta del 19%, que deberá descontarse de la cuota final de la declaración (la retención se realiza a través del modelo 123). El resumen anual debe realizarse durante el mes de enero y se presenta a través del modelo 193.

Por tanto, si una persona sólo recibe dividendos y éstos son menores de 6.000 euros, no tendrá que realizar ningún pago por este concepto.