Qué es la técnica spoofing de manipulación de los mercados

Qué es Spoofing

En Fondosindexados.net tratamos de dar información de interés relevante al mundo de la inversión y del ahorro. Todo el contenido aquí expuesto es puramente informativo y en ningún caso es una recomendación.

Vamos a ver en qué consiste la técnica spoofing en los mercados, cómo se lleva a cabo, qué finalidad tiene y un caso real sucedido recientemente.

En los mercados, como todo en la vida, siempre hay personas que buscan y se las ingenian para realizar trucuñuelas para obtener ventaja frente al resto de inversores.

En algunos casos, unas son muy sofisticadas y difíciles de detectar, mientras que otras son más rudimentarias y se pueden advertir con mayor facilidad.

Una de las técnicas más conocidas y utilizadas por inversores fuertes para manipular los mercados bursátiles es el spoofing.

Qué es la técnica spoofing de manipulación de los mercados

El Spoofing consiste en que un inversor fuerte (entendiendo por fuerte que tiene un capital bastante importante para invertir, de manera que estamos hablando de un inversor institucional como por ejemplo bancos, fondos de inversión, hedge funds, o bien de un inversor persona física potente) coloca órdenes “falsas” o aparentes en el libro de órdenes con el objetivo claro de crear una apariencia del todo irreal en lo que respecta a la oferta y a la demanda en ese mercado en cuestión.

Es decir, el inversor coloca órdenes que son reales (porque en ese momento lo son) pero al mismo tiempo falsas (porque no tiene la más mínima intención de que se ejecuten). Cuando esas órdenes están a punto de ejecutarse, el inversor rápidamente las anula.

Esto significa que alguien está “bombardeando” los mercados con órdenes, en un intento de mover los precios.

En Estados Unidos, el spoofing es ilegal y constituye un delito como parte de la Ley Dodd-Frank, que se promulgó en el año 2.010.

Qué objetivo tiene el spoofing

Su intención es la de aparentar un escenario concreto en el mercado, transmitir al resto de inversores una sensación o sentimiento de mercado falso, entre otras razones porque los inversores verán una demanda que no es cierta, de ahí que el spoofing entre de lleno en la categoría de técnicas de manipulación bursátil.

Dado que los precios del mercado están determinados por la oferta y la demanda (por ejemplo, cuanto más demanda haya por las acciones de una compañía, más probable será que suba el precio de esas acciones, y viceversa), pueden ser manipulados para obtener una ventaja.

Cómo se hace spoofing, un ejemplo

Mediante el uso de bots realizan un gran número de operaciones y luego se cancelan antes de que se ejecuten, manipulando el mercado.

Al bombardear los mercados con órdenes, se crea la ilusión de que la demanda de un valor está al alza o a la baja, lo que se refleja en el precio del valor.

Con un ejemplo práctico de spoofing se entenderá todo este tema mucho mejor.

Imaginemos que el mercado está en tendencia bajista, es decir, que el precio está cayendo y no tiene sensación de que el escenario vaya a cambiar y a girarse al alza, al menos en el corto plazo.

Un inversor institucional procede a lanzar una orden de compra en una zona más abajo aun. Esto quiere decir que el inversor no ha comprado nada todavía, simplemente que si el mercado continúa cayendo hasta el precio donde tiene colocada esa orden, será cuando realmente se ejecute la orden y por consiguiente la compra.

El resto de inversores ven que esa orden potente, de muchísimo dinero, se ha colocado en un precio concreto y está a la espera de que el precio llegue para ejecutarse la compra.

Claro, con esto los inversores creen que ese inversor fuerte sabe algo o intuye algo para realizar ese movimiento agresivo y de elevado riesgo, creen que cuando el precio caiga y alcance esa zona entrará mucho dinero y eso creará un efecto bola de nieve, un efecto llamada que seguramente atraiga la atención de otros inversores fuertes, con lo que el mercado podría en esa zona formar un suelo y a partir de ahí poner fin a la tendencia bajista, a las caídas, y empezar a subir con el consiguiente cambio de tendencia principal.

Ante esta tesitura, que tiene como es lógico todo el sentido del mundo, los inversores minoristas ya no ven interesante seguir vendiendo, lo que ahora ven atractivo e interesante es empezar a comprar para aprovechar el cambio de tendencia y haber comprado abajo, a precios más que interesantes. Por tanto, empiezan poco a poco a comprar.

Cuando el mercado está a punto de llegar a la zona donde el inversor fuerte tenía lanzada la orden masiva de compra, lo que hace es que rápidamente anula o cancela dicha orden, porque recordemos que nunca tuvo el más mínimo interés por comprar, tan solo simular esa intención a modo de engaño, como una tela de araña que se coloca para que poco a poco los insectos se vayan quedado atrapados en ella sin vía alguna de escape.

De este modo, el inversor manipulador nunca tenía la intención de comprar en esa zona, lo que buscaba con esta artimaña era manipular, confundir e influir en el sentimiento del resto de operadores, haciéndoles pensar que el mercado en esa zona podría dejar de caer y comenzar una interesante tendencia al alza gracias al indicio de que entraría una importante suma de dinero en forma de compras.

Un reciente caso real de spoofing

En 2022 hemos asistido a un nuevo episodio de spoofing. En este caso protagonizado por un inversor de Estados Unidos que tiene un hedge fund (SHK Management).

La Comisión de Comercio de Futuros de Materias Primas le acusó de manipular los mercados, concretamente el del oro y la plata.

Concretamente se le acusaba de colocar órdenes de contratos de futuros del oro y de la plata y justo cuando el precio estaba a punto de llegar, las cancelaba todas enseguida.

Este hombre es reincidente, de hecho ya tiene antecedentes con la Comisión por otro tipo de actos.

También hay otro caso bastante conocido. La SEC multó a JPMorgan con 1.000 millones de dólares en el año 2.020 por realizar ésta práctica en el mercado de metales preciosos.

Ese mismo año la SEC también pilló y multó con 200.000 dólares a un inversor particular que obtuvo una ganancia de 140.000 dólares.


CUENTA AL 4% TAE

Trade Republic broker
Promo Trade Republic