Qué es un family office

Family office que es

En Fondosindexados.net tratamos de dar información de interés relevante al mundo de la inversión y del ahorro. Todo el contenido aquí expuesto es puramente informativo y en ningún caso es una recomendación.

En este artículo vamos a ver qué es un family office, sus puntos a favor y sus puntos en contra, las dos modalidades que existen y cuál es la mecánica o funcionamiento.

Si has oido hablar de este término pero nunca has tenido claro en qué consiste, sigue leyendo que te lo vamos a explicar de forma clara.

Qué es un family office

Un family office es una estructura a medida que se realiza para patrimonios elevados. Una plataforma de inversión cuyo objetivo es gestionar y conservar el patrimonio de una familia a lo largo de varias generaciones.

Así pues, mediante esta estructura es posible gestionar el patrimonio familiar de forma eficaz y de este modo, la familia puede preservar su riqueza y tomar decisiones para la conservación de sus posesiones.

Antes de crearlo, es muy importante conocer bien las motivaciones y necesidades de todos los miembros de la familia y asegurarse que todos ellos quieren implicarse en la gestión del patrimonio familiar, en la medida de sus posibilidades y contribuir a que el legado familiar perdure. Y es que de poco vale crear un family office que funcione correctamente, si no hay una armonía familiar y que los intereses de todos los miembros de la familia no estén alineados con el interés común.

Al igual que invertir y gestionar un patrimonio normal es relativamente sencillo y no tiene más complejidad, cuando hablamos de altos patrimonios la cosa cambia sustancialmente.

Realmente un family office se asocia más a familias con una elevada suma de dinero y requieren de una serie de servicios y prestaciones que se adapten perfectamente a las circunstancias de la propia familia, a sus deseos y objetivos.

Las cuestiones que ha de abordar, analizar, estudiar y realizar un family office se pueden resumir en las siguientes:

  • Invertir el capital en Bolsa: generalmente se trata de invertir dinero en acciones de compañías que cotizan en los mercados financieros y siempre con un horizonte de medio o de largo plazo. Para ello suelen hacerlo comprando acciones, así como invirtiendo en vehículos especializados, generalmente fondos de inversión.
  • Realizar inversiones alternativas: también se invierte en otras cosas al margen de la Bolsa, como por ejemplo en bienes inmuebles, en arte (cuadros), en terrenos.
  • Consultoría fiscal: de esta manera se intenta que la presión fiscal se aminore y de manera legal poder pagar menos impuestos.
  • Consultoría jurídica: fundamental contar con un buen asesoramiento legal que permita que todo lo que se haga esté conforme al ordenamiento jurídico.
  • Contabilidad: se trata de mucho dinero y de muchas gestiones, por lo que es clave llevar un buen control y registro de los números.
  • Sucesión futura: toda familia con un elevado patrimonio desea que el día de mañana vaya a parar a sus sucesores. Para ello es importante realizar cuantas gestiones sean necesarias de cara a que la planificación sucesoria se lleve correctamente, de acuerdo a la voluntad de sus titulares y atendiendo a la ley.
  • Relaciones familiares: se ofrece un asesoramiento para solventar los posibles conflictos que puedan surgir en la familia (entre sus propios miembros, para que estas disputas no pongan en riesgo el patrimonio común).

Evidentemente, para poder ofrecer todo este tipo de servicios y prestaciones, se ha de contar con profesionales altamente cualificados y con una dilatada experiencia en el tema.

Es por ello que el equipo que conforma un family office estará compuesto por abogados, asesores fiscales, gestores de inversión, contables. Y por supuesto han de poder tomar sus decisiones libremente sin ningún tipo de injerencia por parte de los miembros de la familia, así como respetar escrupulosamente la confidencialidad y el secreto profesional.

Hemos mencionado que un family office está destinado a prestar una serie de servicios profesionales a una familia que cuente con un elevado patrimonio. La cuestión que surge entonces sería a partir de cuánto dinero empieza a merecer realmente la pena tener un family office.

Bien, ya que el ordenamiento jurídico no dispone nada al respecto de esta cuestión, es algo que queda reservado a la esfera privada, de manera que no hay números exactos ni ideales, es cada familia la que decide y toma la decisión de disponer o no de este tipo de estructura.

De todas maneras, para poder tener una idea aproximada, lo mejor es echar un vistazo a la realidad, a lo que existe, y de esta manera saber qué es lo más habitual.

Por ello, podemos decir que en el caso de un single family office la cantidad mínima de dinero sería en torno a los 20-25 millones de euros, de ahí en adelante.

En lo referente a un multi family office la cantidad mínima se incrementa significativamente y estaríamos hablando a partir de 1.500 o de 2.000 millones de euros.

Modalidades de un family office

Fundamentalmente existen dos modalidades de family office:

Single family office

Son aquellas que tienen la exclusividad con una familia, de manera que prestan sus servicios profesionales solo a una familia.

Este tipo de modalidad solo se lo pueden permitir familias que cuenten con un patrimonio muy importante, ya que los pagos que tendrá que desembolsar serán cuantiosos, entre otras razones porque esos profesionales solo van a prestar sus servicios a un cliente, a una familia, de manera que les debe de merecer la pena desde el punto de vista económico no poder tener más clientes.

Multi-family office

Aquí entran en escena aquellas que sí prestan sus servicios a varios clientes, a varias familias. Como es lógico, sus remuneraciones son más reducidas al tener más vías de ingreso, de manera que implican menos gastos para una familia contratar sus servicios profesionales.

Ventajas de un Family office

Podemos resumir las siguientes ventajas de una family office en estos dos puntos:

  • Las familias reciben una cobertura de los más completa en cuanto a los servicios profesionales que necesitan (asesoramiento fiscal y jurídico, contabilidad y registros, inversión del capital en diversos tipos de mercados, organización sucesoria, consejos, etc). Cuestiones del todo imprescindibles si se pretende no solo conservar el elevado patrimonio familiar, sino también rentabilizarlo.
  • Además, se evita también sufrir determinados tipos de actos delictivos como estafas que reducirían y mermarían bastante el patrimonio.

En definitiva, las familias están tranquilas sabiendo que profesionales con amplia experiencia y conocimientos en las diversas materias están velando en todo momento por sus intereses.

Desventajas de un Family office

Pero un family office también presenta una serie de cuestiones en contra:

  • Como es lógico, tener a tu entera disposición a un equipo de grandes profesionales implica unos gastos muy elevados y consume bastantes recursos económicos. Y no solo en lo referente a los sueldos de estos profesionales, sino también por lo que implica, desde el punto de vista económico, poner en funcionamiento un family office y todos los gastos que ocasiona en el día a día.
  • Precisamente por lo comentado anteriormente, un family office es algo reservado para muy pocas familias, una especie de club elitista únicamente para familias muy acaudaladas.

CUENTA AL 4% TAE

Trade Republic broker
Promo Trade Republic