Inversión activa VS inversión pasiva: ¿Cuál es la diferencia?

Inversión activa VS Pasiva

En Fondosindexados.net tratamos de dar información de interés relevante al mundo de la inversión y del ahorro. Todo el contenido aquí expuesto es puramente informativo y en ningún caso es una recomendación.

La inversión activa puede parecer mejor que la inversión pasiva, o por lo menos eso es lo que nos han inculcado hasta el día de hoy. Esto es debido a que somos propensos a ver las cosas activas como más poderosas y capaces. Aúna sí, tanto la inversión activa como la pasiva tienen aspectos positivos y negativos, pero para la gran mayoría de inversores, resulta más beneficiosa y sencilla la inversión pasiva a través de un fondo indexado.

A continuación te explico por qué creo que la inversión pasiva supera a la activa para un inversor promedio y un te explicaré un factor que hace que los inversores pasivos sigan ganando dinero.

¿Qué es la inversión activa?

La inversión activa es lo que se ve a menudo en internet y programas de televisión. Consiste en que un analista o un operador identifica una acción infravalorada, la compra y la lleva a sus máximos históricos. Es cierto, encontrar este tipo de acciones infravaloradas en un pajar y llevarla hasta su máximo de cotización tiene mucho de glamour, pero para nada resulta sencillo y no está al alcance de todos. Lograrlo implica análisis y perspicacia, conocimiento del mercado y mucho trabajo, sobre todo si eres un inversor a corto plazo… y además entrará en juego el factor «suerte», que no siempre aparece.

Ventajas de la inversión activa

Con la inversión activa puedes obtener mayores rendimientos. Si eres hábil, puede sobtener mayores rendimientos investigando e invirtiendo en valores infravalorados que comprando tan sólo un fondo índice. Pero llegar a ese éxito requiere tener un alto conocimiento del mercado que puede llevarte años desarrollar.

Si te gusta seguir el mercado como un inversor activo, entonces por supuesto que puedes dedicar tu tiempo a ello. Sin embargo, debes tener en cuenta que la gran mayoría de inversores activos acaban perdiendo dinero, mientras que los pasivo sin embargo a quedado demostrado que lo acaban ganando.

Desventajas de la inversión activa

  • Es difícil superar a un inversor activo bueno, pero ahí viene el problema, que para encontrar un inversor de éxito que invierta activamente, encontrarás muchísimos otros que perderán dinero o no lograrán batir a su propio índice de referencia.
  • La mayoría de los operadores activos no ganan al mercado. Es tan difícil ser un operador activo que la referencia para hacerlo bien es batir al mercado. De echo, según un estudio, el 95% de lo inversores activos no han podido batir al mercado de forma constante en los últimos 20 años.
  • Si eres un inversor altamente cualificado, puedes ganar mucho dinero con la inversión activa. Por desgracia, casi nadie tiene esa habilidad, y los que la tienen, les resulta muy complicado ser rentables de forma constante año tras año.
  • Invertir activamente puede suponer una gran factura fiscal. Aunque las comisiones de las acciones y los ETF son ahora prácticamente nulas en los principales brokers online, los inversores activos tienen que pagar impuestos sobre sus ganancias netas, y muchas operaciones pueden suponer una factura enorme el día de la declaración de la renta.
  • Por otro lado, este tipo de inversión requiere mucho tiempo. Además de ser difícil hacerlo bien, ser un operador activo requiere mucho tiempo debido a toda la investigación que hay que hacer.
  • Los inversores suelen comprar y vender en los peores momentos. Debido a la psicología humana, centrada en minimizar el dolor, los inversores activos no son muy buenos comprando y vendiendo acciones. Tienden a comprar cuando el precio ya ha subido y a vender cuando ya ha bajado.

¿Qué es la inversión pasiva?

Por el contrario, la inversión pasiva consiste en adoptar un enfoque de comprar y mantener a largo plazo, normalmente comprando un fondo indexado. La inversión pasiva mediante un fondo indexado evita el análisis de valores individuales y la negociación dentro y fuera del mercado. El objetivo de la inversión pasiva es obtener la rentabilidad del índice, en lugar de intentar superarlo.

Ventajas de la inversión pasiva

  • Supera a la mayoría de los inversores a lo largo del tiempo. Los inversores pasivos intentan «ser el propio mercado» en lugar de batir al mercado. Prefieren poseer el mercado a través de un fondo indexado y, por definición, recibirán la misma rentabilidad del mercado. En el caso del S&P 500, la rentabilidad media anual ha sido de aproximadamente el 10% durante largos periodos. Al poseer un fondo indexado, los inversores pasivos se convierten en lo que los operadores activos intentan -y normalmente no consiguen- batir.
  • Es más fácil tener éxito. La inversión pasiva es mucho más fácil que la activa. Si inviertes en fondos indexados, no tienes que investigar, elegir los valores individuales ni hacer ningún otro trabajo preliminar. Con los fondos de inversión de bajo coste y los fondos cotizados en bolsa, es más fácil que nunca ser un inversor pasivo, y es el enfoque recomendado por el legendario inversor Warren Buffett.
  • Impuestos diferidos sobre las plusvalías. Los inversores que compran y mantienen pueden diferir los impuestos sobre las plusvalías hasta el momento de la venta, por lo que no tienen que pagar muchos impuestos en un año determinado.
  • Requiere poco tiempo. En el mejor de los casos, los inversores pasivos pueden examinar sus inversiones durante media hora al año en el momento de la declaración de la renta y, por lo demás, ya han terminado de invertir. Así, tendrás tiempo libre para hacer lo que quieras, en lugar de preocuparse por invertir.
  • Deja que el éxito de una empresa impulse su rentabilidad. Cuando invierte con una mentalidad de «comprar y mantener», su rentabilidad a lo largo del tiempo depende del éxito de la empresa subyacente, no de su capacidad para adivinar a otros inversores.

Desventajas de la inversión pasiva

  • «Sólo» obtendrás una rentabilidad «media». Si compras un conjunto de valores a través de un fondo indexado, obtendrás la rentabilidad media ponderada de esas inversiones. Mientras tanto, te iría mucho mejor si pudieras identificar los valores con mejores resultados y comprar sólo esos. Pero con el tiempo, la inmensa mayoría de los inversores (más del 90%) no pueden batir al mercado. Así que la rentabilidad media no es tan media. De lo contrario, serías un inversor activo, y ya sabemos lo que pasa con ellos normalmente…
  • Puedes tardar en reaccionar ante los riesgos. Si adoptas un enfoque a largo plazo para tus inversiones, puede ser más lento a la hora de reaccionar ante los riesgos reales de tu cartera.

Inversión activa frente a inversión pasiva: ¿Qué estrategia elegir?

La estrategia de inversión que probablemente funcione mejor para ti dependerá mucho del tiempo que quieras dedicar a invertir y, francamente, de si deseas tener las mayores probabilidades de éxito a lo largo del tiempo.

Cuándo te conviene más la inversión activa

  • Quieres dedicar tiempo a invertir y disfrutas haciéndolo.
  • Te gusta investigar y superar a millones de inversores inteligentes y muy preparados
  • No te importa obtener peores resultados, sobre todo en un año determinado, para dominar la inversión o simplemente disfrutar de ella.
  • Quieres tener la oportunidad de obtener los mejores rendimientos posibles en un año determinado, incluso si eso significa obtener unos resultados significativamente inferiores en el largo plazo.

Cuando te conviene más la inversión pasiva

  • Quieres obtener buenos rendimientos a lo largo del tiempo y estñas dispuesto a renunciar a la posibilidad de obtener los mejores rendimientos en un año determinado.
  • Quieres batir a la mayoría de los inversores, incluso a los profesionales, a lo largo del tiempo.
  • Te gusta y te sientes cómodo invirtiendo en fondos indexados.
  • No quieres invertir mucho tiempo en buscar valores.
  • Quieres minimizar los impuestos en un año determinado.

Por supuesto, es posible utilizar ambos enfoques en una misma cartera. Por ejemplo, podrías tener, digamos, el 90% de tu cartera en un enfoque de comprar y mantener con fondos indexados, mientras que el resto podría invertirse en unas pocas acciones con las que negocies activamente y trates de batir al mercado. Obtendrías la mayoría de las ventajas del enfoque pasivo con algunos estímulos del enfoque activo.

Invertir de forma pasiva a través de ETFs

Uno de los índices más populares es el Standard & Poor’s 500, una colección de cientos de las principales empresas de Estados Unidos. De echo, mucha gente decide invertir en el S&P500 gran parte de sus ahorros ya que a lo largo del tiempo ha demostrado obtener unas rentabilidades envidiables.Otros índices muy conocidos son el Dow Jones Industrial Average y el Nasdaq Composite. Existen cientos de índices más, y cada industria y subindustria tiene un índice compuesto por los valores que la componen. Un fondo indexado, ya sea un fondo cotizado en bolsa o un fondo de inversión, puede ser una forma rápida de comprar por completo un sector determinado.

Los fondos cotizados o ETF, son una gran opción para los inversores que desean aprovechar las ventajas de la inversión pasiva. Los mejores ETF tienen ratios de gastos muy bajos, es decir, las comisiones que pagan los inversores por la gestión del fondo. Este es un aspecto a tener muy en cuenta y que puede hacer que tu rentabilidad sea muy superior.

Los ETF suelen tratar de igualar la rentabilidad de un índice bursátil específico, en lugar de batirlo. Esto significa que el fondo se limita a replicar mecánicamente las participaciones del índice, sean cuales sean. De este modo, las empresas de fondos no pagan por costosos analistas y gestores de cartera.

¿Qué significa esto para tí? Algunos de los fondos más baratos te cobran menos de 10 euros al año por cada 10.000 euros que hayas invertido en el ETF. Eso es increíblemente barato para las ventajas de un fondo indexado, incluida la diversificación, gracias a la cual puedes aumentar tu rentabilidad al tiempo que reduces el riesgo.

En cambio, los fondos de inversión suelen ser inversores más activos. La empresa del fondo paga mucho dinero a los gestores y analistas para que intenten batir al mercado. El resultado son unos ratios de gastos elevados, aunque las comisiones han seguido una tendencia a la baja a largo plazo durante al menos las dos últimas décadas, fruto de la competencia surgida con los fondos índice.

Sin embargo, no todos los fondos de inversión se negocian activamente, y los más baratos utilizan la inversión pasiva. Estos fondos son competidores en costes con los ETF, incluso más baratos en bastantes casos.

En conclusión, la inversión pasiva puede resultar muy beneficiosa para los inversores: No sólo ofrece costes más bajos, sino que también obtiene mejores resultados que la mayoría de los inversores activos, especialmente a lo largo del tiempo.


CUENTA AL 4% TAE

Trade Republic broker
Promo Trade Republic